Publicado: 28 de Abril de 2017

La dirofilariosis (también conocida como gusano del corazón) es una enfermedad parasitaria transmitida por mosquitos, los cuales, con temperaturas por encima de los 14ºC, son capaces de inocular el parásito bajo la piel de los perros cuando les pican para ingerir su sangre.
Estos parásitos se desarrollan y migran hacia la arteria pulmonar y lado derecho del corazón, provocando síntomas cardíacos y respiratorios, poniendo en peligro la vida del perro.
El tratamiento para la enfermedad es algo complejo ya que requiere reposo absoluto y la administración de diversos fármacos durante varios meses.
Prevenirla es tan simple como realizar una analítica al principio de la primavera y posteriormente dar una pastilla mensual durante los meses de calor o, alternativamente administrar una inyección al principio de la temporada.
Si quieres informarte no dudes en ponerte en contacto con nosotros 976 31 54 17